Nota de prensa: Día Mundial Investigación contra el cáncer

Con motivo del Día Mundial de la Investigación contra el Cáncer

SEOR destaca que se debe impulsar la investigación para aprovechar el potencial inmunogénico de la radioterapia y lograr un tratamiento personalizado

  • Se pretende, además, reducir la duración de los tratamientos, manteniendo la eficacia de la radioterapia
  • SEOR, en colaboración con GICOR, fomenta la educación médica en investigación y promueve ensayos clínicos, facilitando la cooperación con otros grupos nacionales o internacionales

Madrid, 22 de septiembre de 2021-. Con motivo del Día Mundial de la Investigación contra el Cáncer, que se conmemora el 24 de septiembre de cada año, la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) quiere destacar la importancia de impulsar la investigación en oncología radioterápica, con el objetivo de reducir la duración de los tratamientos, lograr un mayor conocimiento del efecto inmunogénico de la radioterapia y una mayor personalización en su administración. SEOR, en colaboración con Grupo de Investigación Clínica en Oncología Radioterápica (GICOR), fomenta la educación médica en investigación y promueve ensayos clínicos, facilitando la colaboración con otros grupos de investigación nacionales o internacionales.

La doctora Nuria Rodríguez de Dios, presidenta de GICOR y  oncóloga radioterápica del Hospital del Mar (Barcelona), destaca que “en radioterapia, pilar básico del abordaje multidisciplinar del paciente oncológico, probablemente el mensaje sería ‘menos es más’, como objetivo de la investigación actual”.

En este sentido, uno de los objetivos es la disminución del número de sesiones, mediante esquemas de hipofraccionamiento moderado o extremo, reduciendo el número de días que los pacientes acuden al hospital, “con un  impacto positivo en su calidad de vida, sin perder la eficacia del tratamiento o incluso mejorándola en algunos casos, además de una mejor gestión de los recursos de los servicios de oncología radioterápica”. La doctora Rodríguez de Dios afirma que un abordaje novedoso es la radioterapia de tasa de dosis ultra alta “Flash”, mediante la cual se puede administrar una dosis de radiación completa en un lapso de tiempo extremadamente corto. Los datos, aún iniciales, indican que podría, además, reducir los efectos secundarios.

Los avances tecnológicos han permitido aumentar de forma notable la dosis diaria de radioterapia con elevada  precisión y exactitud, concentrando la dosis en el tumor y protegiendo los órganos sanos adyacentes. Esto es ya una realidad en pacientes con lesiones pequeñas (tumores primarios o lesiones metastásicas), pero se está investigando su aplicación en pacientes con un mayor volumen de enfermedad. Uno de los campos de investigación, con datos presentados en el último congreso de ESTRO, se centra en la irradiación parcial del tumor, en concreto la parte más hipóxica (más resistente a la radiación), con dosis muy elevadas.

Además, como la radioterapia es un tratamiento capaz de activar el sistema inmune antitumoral, la investigación actual va dirigida a poder determinar cómo administrar la radioterapia para aprovechar al máximo ese potencial inmunogénico. Hay datos preclínicos de que los esquemas de radioterapia hipofraccionada son más beneficiosos. De acuerdo con la doctora Rodríguez de Dios, “la reducción del volumen de tratamiento permitiría emplear estos esquemas también en pacientes con grandes volúmenes tumorales con el objetivo de potenciar el efecto inmunodulador de la radioterapia”. Otro de los retos es trasladar los datos de los estudios preclínicos a la practica clínica asistencial.

En los próximos años,  se esperan resultados de multitud de estudios que exploran cómo combinar la inmunoterapia con la radioterapia, buscando un efecto sinérgico de ambos tratamientos. “Aún quedan muchas cuestiones por resolver — explica la doctora Rodríguez de Dios‑—, pero es clave el estado de sistema inmune del paciente y por eso  una de las líneas de investigación en tumores torácicos es la irradiación del tumor, tratando de reducir al máximo la dosis en el corazón y en los pulmones con el objetivo de minimizar la radiación de los linfocitos en la circulación cardio-pulmonar”.

Por otra parte, se investiga la aplicación de la genómica para poder tratar a cada paciente en función de sus características genéticas. También se estudia la incorporación de la radiómica, que consiste en aprovechar la información que nos proporcionan las técnicas de imagen y emplear algoritmos propios de la inteligencia artificial para analizar numerosas imágenes y extraer información que permita conocer de forma precisa y detallada el fenotipo tumoral.

SEOR fomenta la educación médica en investigación

Recientemente, se ha producido la firma de un acuerdo de colaboración entre GICOR y la SEOR, con el objetivo de apoyar a los investigadores de cada uno de los grupos de trabajo de esta sociedad, dotándoles de recursos y formación para la investigación, fundamentalmente dentro del colectivo de investigadores más jóvenes, así como facilitar la colaboración y relación con otros grupos de investigación tanto nacionales como internacionales para realizar proyectos con una aproximación multidisciplinar.

El doctor Jorge Contreras, Presidente de SEOR, señala que “este acuerdo permitirá a SEOR fomentar la educación médica en investigación aplicada en Oncología Radioterápica y actuar, mediante el acuerdo con GICOR, como promotor de los ensayos clínicos que se propongan desde los diferentes grupos de trabajo de SEOR, fomentando la difusión y publicación de sus resultados”.

Fruto de este acuerdo, SEOR y GICOR convocan tres becas para el desarrollo de proyectos de investigación en Oncología Radioterápica.
La convocatoria tiene por objeto apoyar la investigación de calidad y responde a la consideración por parte de GICOR y de SEOR de la necesidad de impulsar la investigación, así como de apoyar la consolidación de grupos y campos de investigación propios, en el marco de la Oncología Radioterápica Española.